Tu sana sexualidad es calidad de vida

Trastornos Sexuales

Trastornos SexualesSeguidamente daremos una explicación de los distintos problemas que se pueden presentar en cuanto a la sexualidad. Para una más clara identificación de su parte, la exposición será breve y sencilla; sin profundizar en aspectos técnicos que se reservan según cada caso para la terapia.

Este problema se caracteriza por la falta o escasez de fantasías sexuales y de deseos de realizar algún tipo de actividad sexual.

El deseo sexual disminuido puede abarcar todas las formas de expresión sexual o puede encontrarse limitado a una determinada pareja o actividad sexual específica, por ejemplo se presenta con la pareja estable y no con parejas ocasionales o también puede ocurrir que se mantenga un buen interés por la actividad masturbatoria pero no para realizar una relación sexual en pareja.

Generalmente la falta de interés sexual en un miembro de la pareja trae como consecuencia malestar, frustración y sentimientos de agresividad en la otra persona, provocando un deterioro de la relación en todos sus aspectos ya sean sexuales y no sexuales.

Aversión al Sexo

Lo que caracteriza principalmente a este trastorno es la aversión y la evitación activa del contacto de los genitales con su pareja.

La persona sufre miedo y ansiedad si tiene que intentar mantener una relación sexual.

Generalmente la aversión al contacto genital es específico de algún aspecto particular del sexo como por ejemplo las secreciones genitales, ya sean vaginales o del semen.

Otras personas reaccionan con repulsión a cualquier estímulo sexual, como besos y caricias.

El sufrimiento que afecta a la persona es muy variable, y puede ir desde la ausencia de placer y una leve ansiedad, hasta un malestar psicológico extremo como crisis de angustia, palpitaciones, mareos, desmayos, etc.

Si la persona afectada por este problema vive en pareja, buscara evitar las relaciones sexuales de distinta manera, por ejemplo dedicándose excesivamente a actividades de tipo social o familiar, descuidando su aspecto e higiene personal, con hiperactividad laboral o simplemente acostándose antes que su pareja.

Trastorno de la Excitación Sexual en la Mujer

Este problema se caracteriza por la incapacidad recurrente o persistente, para mantener u obtener la lubricación vaginal que caracteriza la excitación en la mujer, hasta la finalización de la relación sexual.
Todo esto puede traer aparejado dolor vaginal durante la penetración debido a la sequedad y como consecuencia evitación sexual con la consiguiente alteración de toda la relación de pareja.
Muchas veces este problema se presenta acompañado de trastorno del deseo sexual y de trastorno orgásmico (falta de orgasmo ó dificultad para obtenerlo).

ImpotenciaImpotencia o Trastorno de la Erección

Este es un problema donde se manifiesta de forma recurrente o persistente la incapacidad por parte del varón de obtener o mantener una erección apropiada hasta el final de la actividad sexual.

En general este trastorno provoca un gran malestar en la persona que lo padece, es una de las condiciones clínicas más denigrantes para la persona; además en general trae aparejado como consecuencia un deterioro en las relaciones con las otras personas, en especial con la pareja.

Este problema no se presenta en todas las personas de la misma manera. Algunos no pueden obtener la erección desde el inicio del encuentro sexual, otros logran una erección firme pero la pierden sin más al intentar la penetración.

En otros casos logran la penetración pero la pierden durante los movimientos pélvicos de bombeo, algunas personas solo logran la erección mediante la masturbación.

En algunos casos hay gran deseo de mantener la relación sexual y con buena erección, pero ni bien la compañera se desnuda la erección se pierde.

Hay casos en que a la impotencia está asociada la eyaculación precoz y al deseo sexual disminuido.

Como decíamos antes este problema afecta la relación de pareja en su totalidad siendo en muchos casos la causa de infidelidad y de matrimonios no consumados.

AnaorgasmiaAnorgasmia o Trastorno Orgásmico Femenino

Este problema se caracteriza porque la mujer no puede obtener el orgasmo o sufre un retraso persistente para llegar al mismo, luego de haber pasado por un período de excitación normal.

La mujer que padece este problema puede sentirse frustrada en sus relaciones sexuales y puede ver afectada su autoestima o alterada su imagen corporal.

La capacidad para llegar al orgasmo aumenta con la edad en la mujer, es por eso que este problema afecta más a las mujeres jóvenes, con el pasar del tiempo y con la mayor experiencia adquirida en sus relaciones sexuales, logra el orgasmo con mayor facilidad.

Es un trastorno que generalmente tiene sus orígenes en la crianza de estilo rígido con respecto a la sexualidad, donde se considera todo lo relacionado a la misma, como sucio, despreciable, pecaminoso, etc….

Es oportuno dejar en claro que de estudios realizados, la capacidad de la mujer para llegar al orgasmo no tiene nada que ver con el tamaño de la vagina y de la vulva (parte visible del órgano sexual femenino).

Eyaculación Retardada o Trastorno Orgásmico Masculino

Consiste en la ausencia o el retraso persistente o recurrente del orgasmo en el varón, después de un período de excitación sexual normal.

Este trastorno no se presenta siempre de la misma manera, sino que tiene variantes

La forma más frecuente consiste en que el varón no puede eyacular dentro de la vagina durante la penetración pero si puede lograrlo con estimulación oral o manual.

Otros varones pueden llegar al orgasmo dentro de la vagina, pero sólo después de un largo período de estimulación no penetrativa (manual-oral). En otros casos el hombre sólo puede eyacular por medio de la masturbación y otros llegan al orgasmo sólo en el momento de despertar después de un sueño erótico.

Muchas veces el varón oculta el problema a su pareja por vergüenza y luego este se descubre cuando se realizan estudios médicos para indagar sobre las causas de la infertilidad.

Este trastorno puede ser causa de conflictos matrimoniales y deterioro en las relaciones sexuales de la pareja.

Generalmente tiene sus orígenes en cuestiones de orden psicológico.

Eyaculación Precoz

Este trastorno consiste en la aparición de un orgasmo y eyaculación en forma recurrente ante una mínima estimulación sexual, antes, durante o poco después de la penetración y esto se produce antes de que la persona así lo desee.

Este trastorno generalmente provoca graves problemas en la relación de pareja, siendo en muchos casos causa de separación debido a que la compañera sexual puede interpretar la incontinencia eyaculatoria como una falta de consideración hacia su persona y sus necesidades sexuales. Esto puede llevar a la relación de pareja por el camino de la incomprensión, la hostilidad y la falta de comunicación.

La mayoría de los varones jóvenes aprenden a retrasar el orgasmo con el paso de los años y por la experiencia que van acumulando. Aunque algunos siguen eyaculando muy rápidamente.

Otros hombres pueden funcionar regularmente bien y comenzar repentinamente a eyacular precozmente, en general esto se produce en circunstancias donde la frecuencia de la actividad sexual está disminuida y con parejas nuevas que provocan un estado de ansiedad que impide lograr un buen desempeño.

Es por ello que la eyaculación precoz se presenta más frecuentemente en varones jóvenes.

Dispareunía o Dolor Genital

Generalmente este trastorno se presenta como un dolor durante el coito o penetración, aunque a veces el dolor puede aparecer antes o después de la relación sexual.

Este problema puede afectar tanto a mujeres como a hombres indistintamente.

La intensidad de los síntomas pueden abarcar un gran abanico, desde una leve sensación de malestar hasta un dolor de lo más agudo; las mujeres describen el dolor como superficial mientras se realiza la penetración o como un dolor profundo ante los movimientos pélvicos o de bombeo.

Generalmente este trastorno provoca alteraciones en la relación de pareja de tipo negativo, en tanto que la persona que la padece tiende a espaciar y evitar las relaciones sexuales por el dolor que sufre en las mismas, pudiendo llegar incluso a la disolución de la pareja.

Vaginismo

Este trastorno se caracteriza por la contracción “involuntaria” de los músculos perineales de la vagina.

Dicho de otra manera, ante el intento de introducción del pene, los dedos, un tampon u otro objeto, la vagina se cierra impidiendo el paso de los mismos o haciendo que su introducción resulte molesta y dolorosa

La contracción puede darse desde una forma leve hasta la más intensa, impidiendo incluso la inspección ginecológica. En algunas mujeres el solo pensar en la posibilidad de introducir algo en la vagina puede provocar un espasmo muscular.

La mujer que sufre este trastorno generalmente no puede realizar el coito, la actividad sexual se limita a las prácticas que no incluyen la penetración, esta situación puede afectar negativamente tanto las relaciones sexuales como la relación de pareja en general.

Por causa de este problema se registraron casos de infertilidad y de matrimonios no consumados.

banner ad
Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes